El Barça tiene un as en la manga para fichar

Posted by & filed under .

Además de los 60 millones para invertir en fichajes más la cantidad que se obtenga por las ventas, el Barça dispone de otros 30 millones para destinar a potenciar la plantilla. Son los que dejó la venta de Pedro al Chelsea.La afición del FC Barcelona espera mayor actividad en el capítulo fichajes. La próxima semana se cumplirá un mes desde el último partido oficial –la final de Copa ante el Sevilla, el 22 de mayo– y apenas ha habido movimiento en la plantilla. Alguna que otra ‘salva’. Pero se aguarda, todavía, lo mejor. Las ‘descargas’ o ‘bombas’ del verano. Fichajes de peso específico, refuerzos que potencien y den solidez al equipo para seguir en la dinámica ganadora de los últimos años. Y la afición, en este sentido, puede estar tranquila. El FC Barcelona, además de dinero, tiene un as en la manga que no dudará en ponerlo sobre la mesa para ilusionar a su masa social.
Dinero

El FC Barcelona acude al mercado veraniego de fichajes con 60 millones en la cartera más lo que pueda ingresar en concepto de ventas. Y la cantidad, de momento, asciende a 68 millones después del traspaso de Marc Bartra al Borussia de Dortmund por 8 millones.

Esta cifra podría incrementarse caso de vender a jugadores como Javier Mascherano o Thomas Vermaelen. El argentino no está en venta, pero dependerá de lo que quiera hacer con su futuro después de pasar las últimas seis temporadas en el Camp Nou. Robert Fernández, el secretario técnico de la entidad azulgrana, en el último número de la revista oficial del FC Barcelona, asegura no tener “ninguna duda que se quedará” porque “tiene contrato”. De todas formas, varios equipos, entre ellos la Juventus, han mostrado un gran interés por el Jefecito. Otros jugadores, caso de los brasileños Douglas y Adriano, también podrían abandonar la disciplina del Barça, aunque por ninguno de ellos se espera ingresar dinero, solo ahorrarse la ficha.

De los 68 millones destinados a fichar hay que descontar los 3,5 que se invertirán para recuperar a Denis Suárez, del Villarreal. El Barça se reservó en su día la posibilidad de recomprar al jugador por esta cantidad y, cuando se desvincule del equipo amarillo, el 1 de julio, ejecutará la opción.

Así pues, restan 64,5 millones en la caja del FC Barcelona, de los habrá que restar unos 30 por el central galo de origen camerunés Samuel Umtiti, una operación que la entidad barcelonista tiene cerrada con el jugador y muy avanzada con su equipo, el Olympique de Lyon.

El resto de dinero deberá destinarse a la contratación de un delantero. El Barça anda a la caza y captura de un jugador de ataque con experiencia y que no le queme el banquillo dado que delante deberá competir con una MSN que en las dos últimas temporadas ha convertido la friolera de 253 goles (122+131).

el comodín ¿Qué pasaría si, por necesidades del equipo, hubiera que fichar más? ¿Tendría dinero el Barça para hacer frente a otra u otras incorporaciones? La respuesta es sí. En la caja hay otros 30 millones de euros, los que ingresó el Club a finales de agosto de 2015 por la venta de Pedro Rodríguez al Chelsea tras una operación que quedó fijada en 27 más otros tres ‘kilos’ en función de variables y computada al curso 2015-16. Es el as que tiene en la manga la directiva del FC Barcelona para complacer al entrenador, Luis Enrique Martínez.

El técnico asturiano, después de ganar cuatro títulos de seis posibles, tiene muy claro que para mantener el nivel del equipo hay que potenciar al máximo, si es posible, todas las líneas. La columna vertebral del Barça arrastra ya muchos años de desgaste y de lo que se trata es de encontrar jugadores de calidad contrastada que vayan integrándose con cierta rapidez en la jerarquía del equipo. Y la directiva es consciente que después de las dos primeras y exitosas temporadas del entrenador (siete títulos de nuevo), debe hacer un esfuerzo para complacerlo. Por lo menos, ponerle a su disposición todo lo que pida para que después nadie pueda decir que el gobierno del Club no ha hecho todo lo que estuvo en su mano.